Inicio| Actualidad| Foro |‘Reciclar con arte’, una segunda oportunidad para víctimas de la trata de personas

‘Reciclar con arte’, una segunda oportunidad para víctimas de la trata de personas

El Ayuntamiento, el Foro de Empresas por Madrid y varias compañías miembros de esta plataforma público-privada, han apoyado el proyecto de la asociación Apramp para formar en técnicas de costura a 12 mujeres que han escapado de la trata de personas. El pasado viernes se realizó la entrega de los diplomas a las participantes en el taller.  

Con más de 30 años de experiencia ayudando a mujeres que han pasado por la prostitución o han sido víctimas de trata, Apramp (Prevención, Reinserción y Atención de la Mujer Prostituida) lidera un proyecto que ha sido apoyado por el Ayuntamiento y por el Foro de Empresas por Madrid, y con una implicación especial de algunas de las empresas que forman parte de esta alianza público-privada. Es el caso de CaixaBank, que en concreto ha apoyado un curso de costura titulado “Recicla con Arte. Integración y Reciclaje”; El Corte Inglés, que ha suministrado los materiales de confección necesarios en este curso, o Reale Seguros, que apoya otros talleres que se hacen en apoyo a estas mujeres como el de camarera de hotel.

En concreto, este taller de costura ha ayudado a 12 mujeres. Todas ellas con historias terribles de torturas, violaciones, privación de la libertad y amenazas contra su vida y contra la vida de sus familiares. Pese a todo ello, lograron fuerzas y esperanzas en una situación tan horrible para confiar en una segunda oportunidad. Las supervivientes de la trata construyen y ‘cosen’ sus vidas a través de largos procesos donde aprenden una profesión.

Anuncio del primer centro contra la trata en Madrid

En esta línea ha intervenido la vicealcaldesa, Begoña Villacís, que ha explicado lo impactante que es descubrir que los delitos de trata de personas ocurren más cerca de lo que pensamos. En este sentido, ha anunciado su compromiso para hacer todo lo que esté en su mano para acabar con esta explotación y ha anunciado que Madrid abrirá el próximo año el primer centro municipal contra la trata de personas con fines de explotación sexual.

Además, también se refirió al proyecto que apoya el Foro de Empresas por Madrid como algo totalmente necesario. «Si una ciudad -continuó Villacís- puede merecer la pena es por cosas como las que estamos haciendo hoy aquí, que os dé la oportunidad de ser lo que queráis». Por último, quiso enviar un mensaje claro: “Si hay tratadas es porque hay demanda, y si hay demanda es porque hay consumidores».

“Sois todo un ejemplo”

Por su parte, Miguel Ángel Redondo, delegado de Economía, Innovación y Empleo del Ayuntamiento de Madrid fue el encargado de abrir la entrega de diplomas que se ha llevado a cabo este viernes en el Distrito de Tetuán. Redondo, que ha dado las gracias a todas las empresas e instituciones que han permitido con su apoyo sacar adelante el curso, se ha dirigido de forma directa a las participantes del taller para alabar su tesón. “Sois todo un ejemplo”, ha dicho. Por su parte, la presidenta de Apramp, Rocío Nieto, también ha puesto el foco de atención en las mujeres que han logrado seguir un itinerario de formación y salir de la situación de prostitución e incluso de trata que sufren muchas de ellas. Ha opinado que sin esta oportunidad de formación y laboral posterior, muchas de ellas seguirían “en la situación de violencia, de explotación y falta de libertad” en la que estaban.

La profesora de las participantes en el taller, que ha intervenido por video, ha insistido a los presentes en la necesidad de no dar de lado a las mujeres que han pasado por la prostitución y que quieren una nueva vida. Un guante que recogió Juan Antonio Peñas, representante de Caixabank: «Estamos dispuestos a ayudaros y hacer muchas más cosas», ha respondido a la vez que daba la enhorabuena a las participantes, animándolas a aprovechar la segunda oportunidad y a ser felices.

Una de esas alumnas, Dorine, de 21 años, explicaba ilusionada en el video recopilatorio sobre este taller que ha aprendido mucho y que la costura le encanta. Muchas de ellas, sobre todo de origen subsahariano, también han aprendido español en el curso, una habilidad necesaria para integrarse y encontrar un trabajo digno.