Inicio| Actualidad| Foro |El Foro abre las puestas de la innovación a las humanidades

El Foro abre las puestas de la innovación a las humanidades

La presentación en CentroCentro del proyecto Universidad, Creatividad y Emprendimiento, llevado a cabo por los alumnos del Máster Interuniversitario de Patrimonio Cultural del Siglo XXI de las universidades Complutense y Autónoma, ha servido, un año más, para demostrar que la innovación y las tecnologías no están reñidas con las humanidades.

Esta es la tercera colaboración del Foro de Empresas por Madrid con el Máster de Gestión del Patrimonio Cultural de la Facultad de Geografía e Historia de la Universidad Complutense y la segunda en la que la empresa del Foro, Mahou San Miguel, también se implica directamente en el proyecto ejerciendo de mentoring y aportando la experiencia empresarial. Una vez más los alumnos han vuelto a sorprender con sus ideas y visión del Patrimonio rompedor e innovadora para su uso y la utilización, demostrado que las humanidades no están reñidas con la innovación y las tecnologías.

El reto de este año era ofrecer al Palacio de Cibeles en su centenario una revalorización del espacio desde la perspectiva de la gestión y de las oportunidades. Ideas encaminadas a que el edificio que participe de toda la actividad del palacio: su historia, su parte social o identitaria. Y como afirmó en la presentación Gabriel del Río, director de Centrocentro, “ésta ha sido una experiencia positiva porque los alumnos han aportado al edificio algunas ideas innovadoras”, algo en lo que ha coincidido la vicerrectora de Cultura, Deporte y Extensión Universitaria de la UCM, Isabel García, quien afirmó sentirse satisfecha con la colaboración que la universidad tiene con las empresas a través del Foro y con el resultado de esta interacción donde los estudiantes pueden descubrir horizontes que creían lejos de la humanidades. Precisamente, desde la secretaria técnica del Foro, Almudena del Rosal, reconoció quecoincidía en lo positivo de esta experiencia y en la satisfacción de comprobar cómo este organismo de colaboración público-privada también puede jugar un papel importante en el mundo universitario. 

Cinco proyecto para un palacio histórico

Los alumnos del máster, repartidos en cinco grupos, han ofrecido cinco visiones diferentes, abordando el proyecto desde perspectivas patrimoniales, algunas ya existen y otras novedosas desde el punto de vista ecológico, sensorial y, por supuesto, histórico. 

El primero de los proyectos, Cultivando Cibeles, se ha centrado, precisamente, en lo ecológico, la sostenibilidad y en cómo la ciudad de Madrid puede tender a estrategias más medioambientales; es decir, hacer del Palacio de Cibeles un símbolo de la sostenibilidad de la ciudad. Es un proyecto que también quiere recordar lo rural porque, aunque muchos lo desconozcan o lo hayan olvidado, este palacio está hecho con materiales llegados de otros puntos de España trabajados por artesanos de algunos oficios que están desapareciendo. Es por tanto un proyecto que trata de enlazar lo urbano con lo rural y la tecnología con la sostenibilidad.

Enigma es la segunda idea presentada por los estudiantes del máster, nombre que recuerda a aquella computadora que logró descifrar los códigos nazis utilizados para hundir los barcos ingleses en la Segunda Guerra Mundial y que evoca al uso del primigenio Palacio de las Comunicaciones. Enigma por tanto se centra en la parte de las telecomunicaciones, la evolución de estas a lo largo del tiempo y nos ponen ante el hecho de cómo en la era de la conectividad los ciudadanos estamos cada vez más desconectados. Los alumnos plantean que gracias a espacios como este podemos volver a conectarnos aprovechando el pasado de la comunicación.

Con Siente Cibeles el tercer proyecto nos invitan a centrarnos en los aspectos emocionales relacionados con el uso del espacio más desde el tacto y desde conocer las distintas materialidades que en el se encuentran. Con Mirar Cibeles los alumnos se han centrado más en la imagen del Palacio, en los hechos de los que ha sido testigo en sus cien años de historia y en mostrarnos cómo lo perciben los ciudadanos y los que visitan la ciudad. La última de las propuestas es Pantheon , donde los alumnos del máster se han centrado más en los residentes y en como han reconocido al Palacio.

Muchas de estas propuestas, como reconoció Alicia del Castillo, coordinadora del máster, son totalmente viables y ejecutables en la programación de CentroCentro, mientras que hay otras que, aunque sean más utópicas y menos sostenibles, sirven para conectar a las humanidades con el mundo de la empresa, porque el valor del humanista está en su capacidad de construir el “cuento” que no es otra cosa que construir la historia para todo el mundo. Y es precisamente lo que ha buscado el Foro de Empresas por Madrid con este proyecto que durante tres años ha llevado a cabo con este máster de la Facultad de Geografía e Historia: acercar al mundo empresarial a las humanidades y abrir la visión de las humanidades a un mundo, el empresarial, en el que no es habitual que se muevan.

El pasado 27 de septiembre Alicia del Castillo, coordinadora del máster, y varios de sus alumnos compartieron una hora de radio en el programa del Foro de Empresas por Madrid “Compromiso Madrid” en la que nos contaron como afrontaban el proyecto y las ideas que tenían para el. Escúchalo aquí