Inicio| Actualidad|En Madrid |MARES: proyectos que impulsan la economía social

MARES: proyectos que impulsan la economía social

En la recta final del proyecto impulsado por la Comisión Europea y desarrollado por el Ayuntamiento de Madrid, MARES consolida planes y arranca iniciativas nuevas para impulsar la economía social y el emprendimiento sostenible en la ciudad de Madrid.

Una de esas nuevas iniciativas es la apertura un GastroLab. “Ofrecemos un espacio similar a un taller, con muchas herramientas, que les permite testear su producto con venta a mediana -pequeña escala”, explica Mikel Fernández, coordinador del mar de Alimentación que estrena el GastroLab Villaverde. Se trata de uno de los proyectos más ambiciosos de MARES que permite a los emprendedores cocinar sus productos antes de lanzarse a la aventura de invertir en sus propias instalaciones. La cocina incubadora solo es uno de los proyectos que se desarrollan en el contexto de MARES, una iniciativa por el emprendimiento sostenible y la economía social que se vertebran en cinco pilares (o mares): reciclaje, cuidados, alimentación, movilidad y energía. “Se trata en primer lugar de crear empleos que mejoren las condiciones de los trabajadores. Algunos sectores muy vinculados a servicios urbanos están viéndose afectados por condiciones de contratación inadmisibles y el paraguas de MARES y la economía social y solidaria nos está permitiendo favorecer la reconversión de algunos de esos puestos de trabajo en empleos de mayor calidad”, explica Cristina Sanabria, consejera técnica de la Subdirección General de Análisis Socioeconómicos del Ayuntamiento de Madrid y parte del equipo de MARES. “Es el caso -prosigue- de algunos de los repartidores de productos en bicicleta, que han abandonado sus anteriores trabajos para construir colectivamente nuevas empresas o asociaciones”.

 

Precisamente, sobre la Movilidad de las ciudades se viene desarrollando un trabajo importante en esta iniciativa del Ayuntamiento de Madrid con el objetivo de que los pequeños talleres de barrio tengan un futuro gracias a la electrificación de vehículos. “Están sufriendo una reformulación del sector que se encamina a los coches eléctricos”, explica Esaú Acosta, coordinador del sector de movilidad de MARES, que explica que se ha buscado garantizar su supervivencia y su empleo gracias a la formación, la renovación de sus instalaciones y crear una cooperativa que homologue las modificaciones que se hacen en coches diésel o gasolina para convertirlos en eléctricos. “Es una oportunidad para cuestionarnos qué va a pasar con los millones de coches que se han comprado recientemente y que serán cambiados por otros menos contaminantes”, explica.

 

Reciclar negocios, profesionales y, sobre todo, materias primas. Ese es el objetivo del mar de Reciclaje, que se ubica físicamente en el distrito madrileño de Vicálvaro. Ahora mismo está colaborando en la campaña Muévete contra el plástico, una acción comunitaria medioambiental organizada por otras cinco asociaciones.

 

Por su parte, el mar de Cuidados -una entidad transversal a los demás mares- se está centrando en estos últimos meses de proyecto en promover la crianza compartida. Se trata de uno de los objetivos de sostenibilidad e igualdad que deben emplearse en la economía social y que en este mar intentan impulsar gracias a una guía que anima a crear grupos y alterna reflexiones y claves generales con el ejemplo práctico de acompañamiento a una iniciativa concreta. “La creación de grupos de crianza compartida podría dar respuesta de forma sinérgica a varias de las necesidades y retos a los que se enfrentan las familias en el municipio de Madrid, relacionados con los nuevos modelos de familia, el modelo de ciudad, la necesidad de apoyo mutuo, la vinculación con el entorno, la corresponsabilidad, etc.”, explican.

 

El último lanzamiento desde el mar de Energía es la I Muestra de Casa Ecológica que se desarrolló a primeros del mes de junio para evidenciar que las alternativas eficientes para las viviendas son posibles. “Esta muestra -comentan- nace como punto de referencia para llevar soluciones realistas a la ciudadanía sobre las alternativas viables, para mejorar la eficiencia y salud en nuestras viviendas y lugares de trabajo. Está ideada para que familias, comunidades, administradores de fincas y profesionales del sector puedan conocer todo lo necesario para iniciar la reforma y rehabilitación de su vivienda con criterios ecosociales”.

 

“El proyecto MARES se encuadra en objetivo número 8 de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de promover un crecimiento económico sostenido, inclusivo y sostenible, el empleo pleno y productivo y el trabajo decente para todos”, concreta Cristina Sanabria, que resalta que sin este modelo de financiar los proyectos sería muy difícil hacerlo ya que la alianza público-privada requiere de una flexibilidad que difícilmente se encuentra en forma de ayudas municipales. Además, el programa madrileño se encuadra en el programa Urban Innovative Actions (UIA) que cuenta ya con cuatro convocatorias anuales y que pretende impulsar, desde el ámbito de las ciudades soluciones innovadoras, para los problemas y desafíos urbanos. Como en cualquiera de lo pilares del emprendimiento social, la meta es que estos proyectos tengan continuidad del futuro, logrando sus propia viabilidad económica y laboral.