Inicio| Actualidad|En Madrid |Ifema incorpora la digitalización a sus recintos feriales

Ifema incorpora la digitalización a sus recintos feriales

El director de Sistemas de Información (CIO) de Ifema, Antonio Vázquez, desgrana en esta entrevista para el Foro de Empresas por Madrid la inversión de Ifema en las nuevas tecnologías y cómo serán los eventos del futuro.

Big data, tecnologías contacless, la nube… sin olvidar la ciberseguridad. Todos esos conceptos y muchos más son los que están en los departamentos de innovación de Ifema, referencia en el mundo de las ferias y congresos. Precisamente para seguir en cabeza, Feria de Madrid no para de mejorar sus sistemas, de responder a las demandas de los clientes y de ser puntera en la puesta en escena para los visitantes de cada evento, que no paran de crecer año tras año. Hablamos con Antonio Vázquez, director de sistemas de información (CIO) de Ifema.

¿Cuales son las principales innovaciones tecnológicas que Ifema ha incluido?

Estamos inmersos en un proceso de modernización tecnológica que afecta a todas las áreas. En la parte online hemos migrado plataformas de entornos web y móvil; en el área de la infraestructura del recinto hemos cambiado la tecnología de video vigilancia, megafonía, soportes digitales, centralita, WiFi y acceso al recinto; en la parte de aplicaciones de negocio queremos implantar nuevas plataformas (CRM, gestión documental, licitación electrónica, firma digital, etc.) y migrar las legacy (ERP y desarrollos a medida sobre tecnologías obsoletas); en el área de puesto de trabajo y movilidad se va a migrar a la nube para dar accesibilidad a los usuarios y permitirles trabajar en base a proyecto, y en el área de analítica estamos trabajando en nuevas plataformas de big data y en herramientas de analítica avanzada. Y todo ello lo llevamos a cabo con un enfoque híbrido de trabajo on-premise y en la nube a través de servicios IaaS, PaaS and SaaS y siempre teniendo la ciberseguridad en cuenta desde el diseño. 

¿Cómo ha cambiado tecnológicamente el mundo ferial, por ejemplo, en la forma de calcular aforos o de proyectar imagen de marca en los últimos 15 años?

Se ha pasado del modelo de control de acceso físico a una mezcla entre físico y virtual que comienza desde la pre-compra (contactando con los potenciales clientes antes del evento) y compra de entradas personalizada (online), continuando con la acreditación (digital en el móvil, con reconocimiento facial, etc), la monitorización y comunicación push durante el evento (uso de wallets, WiFi, beacons…) y, finalmente, el post-evento (fidelización). En la parte de proyectar la imagen de marca también influyen los nuevos soportes digitales que permiten personalizar la comunicación a los clientes dependiendo de distintas variables. 

Ha comentado el big data, ¿cómo puede ayudar a las ferias esta nueva tecnología?

Existe una gran cantidad de información disponible en recintos que, debido a su tamaño y complejidad, no es fácilmente explotable. Las técnicas big data proponen plataformas capaces de procesar grandes cantidades de información, estructurada y desestructurada, en tiempo real: dispositivos sensorizados, información de acceso y movimiento de personas, redes sociales, etc.

La IA (inteligencia artificial), la realidad aumentada e incluso la realidad virtual (RV) pueden generar nuevos contenidos, formatos y experiencias para las ferias. ¿Cómo los incorpora Ifema en sus recintos?

El objetivo del recinto es atraer a las personas. Transformar un evento físico en virtual siempre es una ‘contra-propuesta’ que hay que gestionar. Encontrar ese punto donde lo virtual añade valor al expositor y al visitante y, al mismo tiempo, genera mayores ingresos a los organizadores y gestores del espacio.

En el sentido de las innovaciones, ¿cuál es el principal reto que asume Ifema para las próximas décadas?

Diría que son dos. El primero es cómo cambiamos la organización a un ritmo que el negocio esté preparado para soportar. Son muchos cambios los que tenemos por delante, pero las organizaciones sólo pueden soportar un determinado ritmo de cambio y de transformación antes de romperse.  En segundo lugar, el cómo incorporamos nuevas técnicas de innovación en la gestión que nos preparen para el futuro y que el sector no se vea sobrepasado por la digitalización o virtualización: co-creación, innovación abierta, corporate venturing, etc.