Inicio| Actualidad|En Madrid |En verano, la formación continúa

En verano, la formación continúa

En el programa de radio ‘Compromiso Madrid’ de M21, las invitadas comentaron las opciones que la Cámara de Comercio ofrece para ampliar la formación de aquellos trabajadores o personas en paro que quieran expandir sus aptitudes y competencias profesionales, así como los métodos para acelerar el emprendimiento.

En verano, todos aquellos trabajadores que no han podido conciliar la vida laboral con la formación durante el año tienen la oportunidad de reforzar o ampliar sus competencias profesionales a través de los cursos y másteres que la Cámara de Comercio aprovecha para poner en marcha durante los meses más tranquilos del año.

Así lo asegura en el programa de radio ‘Compromiso Madrid’ —de la emisora municipal M21— María Encinas, jefa del Área de Formación para Directivos de Posgrado y Formación Continua para la empresa de la Cámara de Comercio.

Encinas explicó que esta suerte de ‘campus de verano’, que se desarrolla en los meses de verano consta de cursos más intensivos para las personas que “se han quedado con las ganas de seguir formándose” pero no han podido hacerlo por la dificultad de compaginar horarios durante el año u otras circunstancias.

Tras estos programas de verano, la formación continuará el año que viene. De hecho, el catálogo de formación de 2019 y 2020 está publicado ya en la página web de la Cámara, para que aquellos interesados en matricularse puedan echar un ojo a los cursos y másteres que arrancarán después de las vacaciones.  Encinas asegura que la asistencia a los programas de formación continúa en aumento: “Este año hemos superado los índices del año pasado, con un ratio de alumnos por curso mayor”.

Los programas de formación superior, algunos de modalidad presencial y otros online, abarcan temas muy diferentes: desde MBA, es decir, máster en administración de empresas “dirigidos tanto a alumnos que recién han terminado la carrera como a aquellas personas que quieren montar un negocio o a quienes tienen muy claro que quieren terminar dirigiendo una empresa” a cursos de ciberseguridad, para evitar la amenaza de delitos a través de internet, pasando por coaching, el big data o el liderazgo femenino.

Esta experta insiste en recalcar el prestigio de la Cámara, que se traslada a la empleabilidad de los cursos, algunos de los cuales incluso llegan al 100% de empleabilidad, señala, como es el caso del máster de Comercio Exterior. “Todos los alumnos de este máster acaban trabajando antes de los seis meses de haber acabado el programa, además de tener prácticas”.

El organismo cuenta asimismo con un equipo de asesores que analizan el perfil profesional de los solicitantes y les orientan. Como alumno,  Encinas considera que “tienes que analizar mucho en qué área de formación vas a cursar y cuál será la institución que esté detrás pero, una vez realizado, te abre muchas puertas”.

Para ello, la Cámara cuenta con el respaldo de las universidades. Tienen por tanto másteres propios, que ponen en marcha en colaboración de universidades como la Autónoma de Madrid (UAM) o la Carlos III (UC3M), y también trabajan con instituciones privadas: “Con la Camilo José Cela y con la Nebrija lanzamos también tres másteres: uno en marketing turístico, otro en prevención de riesgos laborales y otro en dirección de centros sanitarios”.

Por otro lado, la Cámara ofrece ‘nanocarreras’ dirigidas a los empleados o futuros empleados de las compañías. “Las empresas nos explican su necesidad, y nosotros diseñamos el curso, y los requisitos. Por ejemplo, los alumnos tienen que tener menos de 29 años. Después del curso, ya pueden entrar en esas empresas”.

En paralelo a la formación, la Cámara de Comercio ofrece programas de financiación para favorecer el emprendimiento, al considerar que “uno de los principales problemas que tienen los emprendedores a la hora de poner en marcha una empresa es la financiación”, explica en el programa Blanca Pastor, asesora de servicios empresariales de la Cámara.

Para ello conceden ‘microcréditos’ para impulsar proyectos empresariales dirigidos por mujeres (al menos el 55% del capital debe estar en manos de una mujer) y también de personas que tienen problemas para acceder a fuentes tradicionales de financiación. Lo hacen gracias a dos convenios de renovación anual con Caixabank. “Este año tenemos un millón de euros para este programa”.

Escucha aquí el programa de ‘Compromiso Madrid’, de M21 radio.