Inicio| Actualidad|En Madrid |El coche eléctrico del futuro, en el Madrid de hoy

El coche eléctrico del futuro, en el Madrid de hoy

El coche de renting es cada vez más habitual en las ciudades. Por eso es importante que las empresas impulsoras de esta modalidad de vehículos apuesten por las nuevas tecnologías y las energías limpias. Y esto pasa por acuerdos entre entidades que faciliten el camino, como con los puntos de recarga en el caso de los vehículos 100% eléctricos.

En un vehículo diésel, por cada litro de gasóleo que se consuma a los 100 km, se emiten del orden de unos 26,1 g/km de CO₂. En un vehículo de gasolina, por cada litro de gasolina que se consuma a los 100 km, se emiten del orden de unos 23 g/km de CO₂. Esto se refiere a la emisión directa, pero no al cálculo sumado de lo que cuesta extraer la energía que lo mueve, el petróleo. Aunque en el caso del coche eléctrico, el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico cifró recientemente en 108 gramos de dióxido de carbono las emisiones derivadas de los vehículos eléctricos puros (VE), lo cierto es que la emisión directa es cero.

Puestos de recarga, la clave

Con estos datos no sorprende que más empresas de ingeniería estén apostando por innovar en cuestiones como las baterías, cada vez más duraderas, o los sistemas de recarga. También el auge llega tanto a los fabricantes de coche como a los impulsores de renting, un modelo de adquisición de vehículos que no para de crecer: se calcula que en España hay cerca de 240.000 clientes de renting.

Con esta perspectiva y compromiso por la movilidad sostenible y una economía más sostenible, el Banco Santander, miembro del Foro de Empresas por Madrid, da un paso adelante garantizando el uso del coche eléctrico en sus flotas. Lo hace gracias a un acuerdo por Emoviliti, la plataforma energética española líder en el asesoramiento energético integral a través de la instalación de soluciones de recarga para vehículos eléctricos y energías renovables.

Este acuerdo refuerza el servicio que incluye la instalación del punto de recarga Wallbox, el mantenimiento y trámite de las subvenciones del Plan MOVES III, así como la asesoría y gestión energética integral para el óptimo funcionamiento. Con este acuerdo, la solución de movilidad sostenible del Santander, incorpora una importante oferta de valor para los clientes facilitándoles el acceso y la instalación de puntos de recarga de última generación dentro del compromiso de ayudar a las personas y a las empresas a progresar, apoyando un crecimiento inclusivo y sostenible (Foto: Pexels).