Inicio| Actualidad|En Madrid |CaixaBank se compromete a mitigar los efectos del coronavirus

CaixaBank se compromete a mitigar los efectos del coronavirus

Como banca socialmente responsable, su compromiso ante el coronavirus le lleva a buscar las mejores soluciones posibles para poder reactivar juntos la economía. #loquehagafaltapormadrid

CaixaBank, miembro del Foro de Empresas por Madrid, está adoptando todas las medidas necesarias para seguir estando al lado de sus clientes, accionistas, empleados y de la sociedad en general durante la crisis generada por la pandemia del COVID19.

Por ejemplo, en el caso de los autónomos y pymes, ha abierto una línea de 25.000 millones de euros en préstamos preconcedidos. Gracias a ellos, más de 440.000 autónomos, 115.000 microempresas (personas jurídicas con facturación hasta 2 millones de euros) y 52.000 pequeñas empresas (personas jurídicas con facturación de 2 a 10 millones de euros) pueden formalizar operaciones de circulante, según sus necesidades, por un plazo de hasta 24 meses. Y todas estas operaciones son de tramitación inmediata, al no requerir documentación adicional.  También ayuda a tramitar las nuevas líneas ICO habilitadas por el Gobierno para dar respuesta a la necesidad excepcional de financiación.

En cuanto a los comercios, ha lanzado un plan de apoyo al pequeño comercio que incluye financiación específica, bonificación de comisiones por TPV y lanzamiento una nueva solución tecnológica de e-commerce para ayudar a los comerciantes a impulsar las ventas online a través de las redes sociales, sin necesidad de tener una página web.

Por otra parte, para ayudar a cumplir las recomendaciones de las autoridades en materia de movilidad y de salud para personas mayores, Caixabank atiende de manera prioritaria al colectivo de mayores de 65 años en sus oficinas, 1,8 millones de clientes con pensión domiciliada. Además, adelanta el abono de las pensiones al día 20 y establece un sistema especial de información y organización de citas previas para facilitar la retirada en efectivo del importe de la pensión.

También tiene una atención respecto a las familias. En el caso de situación vulnerable, amplía hasta septiembre la moratoria hipotecaria para los afectados por el COVID-19. El procedimiento es 100% online, sin necesidad de desplazarse a las oficinas operativas, y el bloqueo preventivo de la cuota es inmediato.

Asimismo, para ayudar a colectivos vulnerables -personas que se hayan quedado sin trabajo, se vean afectadas por expedientes de regulación de empleo o autónomos que hayan cesado o disminuido su actividad-, condona los alquileres de las viviendas de su propiedad durante el estado de alarma.  

De la misma manera, anticipa el pago de la prestación por desempleo, en línea con la petición de las autoridades para facilitar el cobro del paro a los beneficiarios siete días antes de lo habitual. Los clientes no tienen que realizar ninguna petición extraordinaria, ya que el ingreso de los fondos se hace de forma automática para todos aquellos con derecho a la prestación y que esta sea recurrente.

Para evitar desplazamientos innecesarios, facilita el reintegro a débito en los cajeros de otras entidades financieras sin ningún coste. Y para evitar el contacto con dispositivos ajenos, facilita el pago contactless con la medida de incremento del límite de seguridad del PIN de 20 a 50 euros en todas nuestras tarjetas y datáfonos. Además, la solución de pago por móvil CaixaBank Pay también permite realizar pagos con estos dispositivos sin necesidad de tocar el datáfono del comercio.

De igual manera, para facilitar la gestión financiera a sus clientes y garantizarles que puedan seguir operando con toda comodidad, ha reforzado su servicio de banca online CaixaBankNow, disponible tanto vía web como a través de la aplicación móvil, que permite realizar la práctica totalidad de la operativa sin la necesidad de tener que desplazarse. 

También pone a disposición de los clientes la mayor red de cajeros en España, con más de 9.000 terminales, y su red de oficinas, abiertas para aquellas gestiones imprescindibles, y en las que ha aplicado todas las medidas de seguridad necesarias para proteger la salud de los clientes y de los empleados.