Inicio| Actualidad|En Madrid |CaixaBank reduce sus emisiones de C02 un 75% en 10 años

CaixaBank reduce sus emisiones de C02 un 75% en 10 años

Esta reducción responde a una política activa de control de la entidad, que es la única del Ibex 35 que además compensa el 100% de sus emisiones calculadas. En 2018, estas ascendieron a 27.334 toneladas, un 21% menos que el año anterior.

CaixaBank, miembro del Foro de Empresas por Madrid, mantiene un firme compromiso con el medio ambiente y con una banca socialmente responsable a través de varias líneas de acción. La reducción de emisiones de Gases de Efecto Invernadero (GEI) resultado de su actividad es una de sus prioridades. Por esa razón, el 100% de la energía eléctrica que contrata es producida con fuentes renovables. Para lograr todavía mayores resultados, la entidad ha aplicado un ambicioso plan de acción para controlar su consumo eléctrico, tanto en la iluminación y climatización de sus oficinas como en el uso de equipos informáticos, papel u otros materiales, además de poner especial atención al transporte o los viajes de sus empleados.

Este esfuerzo, entre otras acciones que ha emprendido, le ha llevado a lograr reducir sus emisiones de CO₂ en un 75% desde 2009. En 2018 emitió 27.334 toneladas, un 21% menos que el año anterior. Para compensarlas al 100%, ha elegido apoyar un proyecto para generar energías limpias con los desechos de las granjas porcinas de una zona de México. También colabora en la reforestación de dos bosques ubicados en Montserrat (Barcelona) y Ejulve (Teruel), cuyos beneficios directos sobre el territorio se contabilizarán durante los próximos 40 años. CaixaBank concreta su compromiso con el clima a través del impulso a los préstamos verdes. El año pasado, participó en este mercado por importe de 1.448 millones de dólares, de ellos, más de 645 millones de euros dedicados a proyectos de energías renovables.

Asimismo, CaixaBank, incluida en el Dow Jones Sustainability Index (DJSI), cuenta con varias líneas de productos enfocadas a financiar iniciativas respetuosas con el planeta y forma parte desde 2007 del grupo de entidades financieras adheridas a los Principios de Ecuador para garantizar financiación socialmente responsable.

Miembro de la junta directiva del Grupo Español de Crecimiento Verde, la entidad se ha unido también a la Iniciativa Financiera del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (UNEP FI). Todo ello le ha conducido a que, por quinto año consecutivo, la organización CDP le haya incluido en el índice de empresas líderes en la lucha contra el cambio climático. De hecho, para avanzar en su plan global para reducir el impacto ambiental, acaba de anunciar que este mes iniciará la comercialización de sus primeras tarjetas biodegradables, de las que prevé distribuir alrededor de 150.000 unidades al año.