Inicio| Actualidad|En Madrid |Banco Santander se implica con la COP25 y la sostenibilidad

Banco Santander se implica con la COP25 y la sostenibilidad

Banco Santander es una entidad comprometida con el medio ambiente y el desarrollo sostenible a diario. Consecuente con esta actitud, se ha fijado unos compromisos de banca responsable a cumplir en los próximos cinco años. Además, no solo se ha sumado a la COP25 como patrocinador sino que está presente en la misma de manera destacada.

A lo largo de los días que está durando la COP25, Banco Santander, miembro del Foro de Empresas por Madrid, ha organizado y va a participar en distintos eventos y actividades en el marco de la Cumbre del Clima con el objetivo de enriquecer el debate y generar una mayor conciencia medioambiental. La presidenta de Santander, Ana Botín, participó el lunes 2 de diciembre en uno de los actos inaugurales de la COP25.

“El cambio climático es el mayor reto al que se enfrenta el mundo, y nos exige a todos tomar decisiones. La COP25 representa una oportunidad para aumentar la ambición de los compromisos adquiridos hasta ahora y desarrollar instrumentos que contribuyan a su ejecución, acercándonos al cumplimiento del Acuerdo de París. Todos tenemos que asumir compromisos concretos: Estados, empresas y otros actores sociales y el conjunto de la ciudadanía. Santander ya es uno de los mayores proveedores de financiación verde del mundo y vamos a continuar incrementando las acciones para apoyar cada día más la transición hacia un modelo energético y productivo sostenible”, dijo. Ana Botín, está teniendo, junto con el consejero delegado y otros representantes del banco, una destacada presencia en el transcurso de la conferencia.

Banco Santander colabora en la lucha contra el cambio climático principalmente a través de dos vías: con la reducción de su propia huella ambiental y con el apoyo a sus más de 144 millones de clientes para ayudarles en su transición hacia una economía más sostenible. Para ello, se ha fijado unos objetivos de banca responsable -acordes con su compromiso para contribuir a los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas- a cumplir en los próximos cinco años. Uno de ellos es la movilización de 120.000 millones de euros en financiación verde de aquí a 2025. En esta línea, en octubre, emitió un bono verde por valor de 1.000 millones de euros a siete años para financiar proyectos de energía eólica y solar.

Otra de las metas que se ha fijado es eliminar los plásticos de un solo uso de sus edificios en todo el mundo antes de 2021. Este compromiso surgió en la filial brasileña del Grupo y ya se ha extendido a otros países en los que el Grupo tiene presencia como Portugal o España. Precisamente en la Ciudad Financiera de Boadilla del Monte, Madrid, ha conseguido reducir en un solo año un 38% el uso de envases de plástico y un 61% el uso del papel. Recientemente, esta sede ha conseguido, además, la certificación ‘Residuo Cero’ de AENOR, que reconoce que los residuos generados en ella se reintroducen en la cadena de valor al menos en un 90%. Y es que esta sede, donde trabajan más de 8.000 empleados, tiene un punto limpio de más de 1.000 metros cuadrados donde se hace una recogida selectiva de 30 residuos diferentes. Banco Santander es la primera entidad financiera de España que recibe esta certificación.

La entidad también ha procedido a la caracterización de la fachada de algunos de sus edificios para promover el uso de materiales reciclados y optimizar las fuentes de energía. En lo que se refiere a esta última cuestión, se ha comprometido a que el 100% de la electricidad que consume la entidad proceda de fuentes renovables en todos aquellos países donde sea posible certificar el origen de la energía. Como resultado se sus esfuerzos en la lucha contra el cambio climático la entidad ha sido por el Dow Jones Sustainability Index durante 9 años consecutivos como el banco más sostenible de España y, en 2019 como el más sostenible del mundo.

Además, el pasado mes de septiembre, se convirtió en uno de los firmantes de los Principios de Banca Responsable de las Naciones Unidas. Se trata de la colaboración más relevante hasta la fecha entre la industria bancaria global y la ONU. Hasta hora han firmado 130 bancos de todo el mundo que representan un capital de 47 billones de dólares.