Inicio| Actualidad|Foro |Todas las caras de las soledades urbanas

Todas las caras de las soledades urbanas

El estado de individualismo en las sociedades postindustriales ha llevado a la población mundial a padecer una nueva pandemia: la soledad no deseada. Aunque en las zonas rurales también se sufre, las ciudades son verdaderos focos de soledad, según los especialistas que participaron en el programa de radio ‘Compromiso Madrid (M21).

El programa de radio acogió la semana pasada a Berta Cao, coordinadora del programa “Madrid te Acompaña” -que ha puesto en marcha el Foro de Empresas por Madrid desde el Ayuntamiento para abordar la soledad no deseada en la ciudad- así como a representantes de los miembros del Foro y del espacio cultural municipal CentroCentro. Recién presentada, la iniciativa “Madrid te Acompaña busca mostrar la soledad desde todos lo ángulos: el arte, la literatura, el deporte, la prevención, el cuidado y la salud.

 

En el municipio de Madrid, casi el 10% de la ciudadanía dice haberse sentido “muy sola” en el último año, lo que implica que más de 240.000 personas son actualmente víctimas de esta lacra de la sociedad. Y es que no sólo la tercera edad se encuentra en situación de soledad no deseada, sino que también otros colectivos -como las personas sin hogar, las mujeres maltratadas, la población joven y la infancia- la experimentan. “La soledad no entiende de clases sociales”, pues no sólo afecta a las minorías o a colectivos marginados, sino al conjunto de la sociedad, fruto del estilo de vida -cada vez más individualista- que se ha acabado imponiendo, surgiere Berta Cao.

 

Aunque a simple vista la soledad puede parecer un problema menor, a menudo deriva en asuntos más graves. Es por ello que el Reino Unido ha creado incluso una figura del Gobierno -una ministra- centrada únicamente en tratar de acabar con este asunto, al entenderlo como una cuestión de salud pública que incide en la mortalidad del país. Algunas de sus posibles causas, de acuerdo con los invitados al programa, son el uso indebido y excesivo de la tecnología, que termina por aislar a los individuos, y las redes sociales, que hacen a algunas personas esclavas de los “me gusta” o los “retweet”.

 

Madrid, ciudad pionera en asumir la soledad no deseada

 

Teniendo en cuenta estos y otros factores, “lo sorprendente no es la cifra”, resalta Cao, refiriéndose al 10% de personas que, sin quererlo, se sienten solas en Madrid. Para ella, lo que sorprende es que no haya todavía ningún otro gobierno municipal que se haya decidido a asumir este problema. Una sorpresa que por otra parte alegra, agrega, y dice tener la esperanza de que en lugar de ser la única ciudad, Madrid sea la primera, de modo que otras administraciones locales sientan el impulso para hacer lo propio, y de que otros países sigan el ejemplo de Reino Unido.

 

A juicio de Berta Cao, solucionar este problema pasa por conocer la dimensión real del mismo “más allá del dato”, por implementar nuevas iniciativas de política pública, como la creación de espacios deportivos donde las personas se sientan acompañadas desarrollando actividades concretas -por ejemplo, el deporte-, y pasa también por visibilizarlo, algo que se pretende hacer a través de la publicación prevista de un Libro Blanco de la soledad en Madrid. También se generará conversación en torno a esta temática en el “I Foro Internacional sobre la Soledad, la Salud y los Cuidados” que ha puesto en marcha el Ayuntamiento y que tendrá lugar en el mes de noviembre.

 

Otras iniciativas

 

En paralelo, CentroCentro, ubicado en el Palacio de las Comunicaciones de Cibeles, acogerá hasta el 27 de enero la exposición La NO Comunidad, que refleja, por ejemplo, la tendencia de parte de la juventud japonesa de recluirse en casa, absortos en los videojuegos, y de pasar meses sin salir a la calle por ello, un fenómeno que -aduce Cao- también sucede en Madrid. ¿Y los padres? En muchos casos, no hacen más que alimentar el problema, señala Blanca de la Torre, una de las comisarías de la muestra.

 

Las expertas aseveran que la soledad, “valga la paradoja”, nunca es cosa de un sólo individuo sino que, al contrario, suele haber detrás más de una persona que contribuye a generar el sentimiento.

 

Por su parte, el Foro de Empresas por Madrid visibilizará la soledad no deseada en la capital mediante, por ejemplo, la publicación de una revista sobre soledades urbanas. Los miembros del Foro contribuirán también a la iniciativa con sus respectivos programas de RSC orientados a solucionar el problema de soledad. En el caso de la Obra Social La Caixa, lo hacen a través del proyecto Siempre acompañados, enfocado en las personas mayores con soledad no deseada. Este programa lleva a cabo acciones de participación ciudadana de carácter preventivo para promover el envejecimiento activo, con el que se pretende mejorar la calidad de vida de este colectivo a partir de un modelo de intervención social “participativo, integral y transversal”, recalcan desde esta fundación. Este y otros proyectos son los que recoge el último número de la revista del Foro de Empresas por Madrid que estará muy pronto disponible.