Inicio| Actualidad|Foro |Reflexiones y acciones en torno a las violencias urbanas

Reflexiones y acciones en torno a las violencias urbanas

En el contexto del Foro Mundial sobre las Violencias Urbanas y Educación para la Convivencia y la Paz, que hoy se clausura, el programa de radio del Foro de Empresas por Madrid, “Compromiso Madrid”, abrió el debate sobre las violencias en la ciudad, especialmente entre niños y adolescentes, con la Fundación Mutua Madrileña.

Para erradicar la violencia en el ámbito urbano resulta crucial invertir en medidas de educación para sensibilizar, sobre todo, a los jóvenes, pero también es necesario cuestionar los comportamientos de los adultos, pues éstos juegan un papel fundamental en la educación de los menores, y tienen la responsabilidad de garantizarles modelos a seguir basados en el respeto tanto ajeno como por sí mismos.

Por ejemplo, si en una discusión de tráfico los niños y niñas ven que sus padres intercambian palabras violentas con el conductor de delante, éstas serán sus referencias, y las actitudes violentas podrán serán replicadas en otros entornos. De hecho, “está comprobado que una parte muy significativa de los agresores en casos de acoso escolar han sido testigos o sufrido directamente algún tipo de violencia doméstica en casa que luego trasladan a los demás”, comenta Lorenzo Cuclin Díaz, director de la Fundación Mutua Madrileña -miembro del Foro de Empresas por Madrid-, que ha presentado recientemente un estudio sobre el bullying o violencia juvenil en España-, en el programa de radio “Compromiso Madrid”, de la emisora municipal M21.

El programa ha abordado cómo las ciudades pueden fomentar mejores conductas para eliminar por completo el acoso escolar y otro tipo de violencias urbanas, en el marco del Foro Mundial sobre las Violencias Urbanas y Educación para la Convivencia y la Paz, cuya segunda edición se lleva celebrando desde el pasado día 5 y que hoy se clausura en el Matadero de Madrid.

El evento, impulsado por el Ayuntamiento, ha puesto el foco sobre la importancia de la  educación para reducir las conductas violentas en la ciudad, y para ello ha acogido conferencias relativas a esta cuestión proporcionando un espacio de debate para compartir también las buenas prácticas, aquellas medidas que se han llevado a cabo a nivel municipal y que han resultado efectivas.

Una de las iniciativas que se han impulsado desde la Fundación Mutua Madrileña es la creación de plataformas solidarias de adolescentes en los centros de educación secundaria. La idea es que sean los propios adolescentes quienes se organicen en estas plataformas para tutelar a otros menores, convirtiéndose así en sus protectores y evitando que se produzca el efecto de “estado de shock” en caso de que sean acosados por sus compañeros. Y es que uno de los principales problemas es que más del 90% de las víctimas de acoso escolar no lo cuenta hasta pasados los 13 meses de sufrir, diariamente, reiterados actos de violencia.

Por otra parte, el uso de las redes sociales ha amplificado el acoso, que ahora, además de sufrirse en persona, se publicita en los diferentes canales digitales y se vuelve más permanente. “Antes el acoso escolar terminaba en el patio, en el comedor, en la salida o en la ruta del colegio, mientras que ahora se extiende hasta el final del día”, señalan. En el programa han recordado también que, según los datos que maneja Unicef, más de 300 millones de niñas y niños de 2 a 4 años de todo el mundo son víctima de algún tipo de disciplina violenta, mientras que, por su parte, el Consejo de Europa reconoce que 1 de cada 5 menores de 18 años sufre alguna forma de violencia sexual.

El auge de la tecnología también ha incrementado el acoso sexual por parte de desconocidos, y el control a las y los adolescentes por parte de sus propias parejas. Por ello, opinan que “debemos definir el acoso escolar no solamente en función de si hay fuerza física o no sino en relación a la manera en que impacta al adolescente”. Por ejemplo, una patada durante un juego durante el recreo puede quedarse sólo en eso, en una bronca puntual, mientras que una persona que es ignorada en redes sociales o ridiculizada con frecuencia puede sufrir depresión y otros efectos psicológicos y potencialmente derivar en consecuencias aún más dramáticas, alegan. “El surgimiento de conflictos es inevitable, pero la buena gestión de los mismos puede llegar a salvar vidas”, mantienen.

Lo positivo es que, según Antonio Zurita, coordinador general del Foro Mundial de las Violencias Urbanas y director general de Acción Internacional y Ciudadanía Global, la situación está cambiando. “En este momento hay una mayor conciencia sobre la necesidad que tiene el respeto y la educación, no sólo en las mujeres, que -ya lo vimos el 8 de marzo- se han organizado en movilizaciones impactantes, sino también en los hombres, que sienten la necesidad de encontrar su nuevo rol. La nueva masculinidad es un tema que está también por debatir y que será objeto del foro”, apunta.

El Foro Mundial sobre las Violencias Urbanas y Educación para la Convivencia y la Paz ha sido organizado también en colaboración con entidades internacionales y ha acogido en su programa la reunión del Bureau Ejecutivo del Consejo Mundial de Ciudades y Gobiernos Locales Unidos, la principal entidad municipalista del mundo, y el XI Foro Iberoamericano de Gobiernos Locales.

Puedes escuchar el programa completo aquí.