Inicio| Actualidad|Foro |Foro de Empresas por Madrid se implica en el reto de la soledad no deseada

Foro de Empresas por Madrid se implica en el reto de la soledad no deseada

¿Cómo abordar la soledad no deseada en una ciudad en que casi una de cada diez personas se siente sola? Ésta ha sido la temática tratada en el programa de esta semana de “Compromiso Madrid” del Foro de Empresas por Madrid en la radio M21, donde los invitados han comentado las iniciativas que pueden ayudar a mejorar la situación de soledad.

Jóvenes o mayores, lo cierto es que la soledad no deseada afecta hoy en día a 240.000 ciudadanos de Madrid, derivando potencialmente en un problema de salud pública, pues a menudo lleva a otras cuestiones de salud, tanto física como mentales. Las personas que sufren este problema suelen tener un incremento de la hipertensión, así como un mayor consumo de alcohol y tabaco, una alimentación inadecuada, una vida más sedentaria… Son, en definitiva, factores que inciden en la salud física y también psicológica, con, por ejemplo, casos de depresión, argumenta Mónica Díaz, del Grupo Motor de Madrid Ciudad de los Cuidados del Ayuntamiento de Madrid.

 

Aunque la soledad no deseada existe también en municipios pequeños , Díaz afirma que se da sobre todo en grandes urbes por “el tipo de sociedad que hemos configurado: basadas en el individualismo y donde cada uno lleva una vida rápida y de puertas para dentro”. Esta forma de vida, advierte, va en contra de la naturaleza del ser humano: “Nos lo han vendido como la gran ganancia de este siglo pero va en contra de la necesidad que tenemos de estar conectados los unos con los otros y de cuidarnos mutuamente”.  Mónica Díaz arguye que también hay otros factores sociales que motivan la soledad no deseada, como las condiciones laborales que tenemos actualmente, “donde predominan los trabajos precarios, con largas jornadas que dificultan que se puedan establecer lazos de confianza entre las personas”.

 

Asimismo, otro factor socioeconómico que potencia la soledad es el incremento del precio de la vivienda, que han sufrido Madrid, Barcelona y tantas otras ciudades. Un informe reciente del Observatorio de la Sostenibilidad asevera que, actualmente “en alquiler, la razón entre el alquiler medio y la renta media asciende a un estratosférico 61% en Barcelona, con Madrid, San Sebastián, Palma, Cádiz y Sevilla acaparando más de un tercio de la renta para el alquiler”.

 

Esta situación ha llevado a que “muchas personas que llevan viviendo en un barrio durante años terminen siendo expulsadas, lo que provoca una ruptura de sus vínculos familiares o de las redes de apoyo social o de amistades que tenían”, asevera Mónica Díaz, y añade, por último, que la “crisis de los cuidados” también ha repercutido sobre el sentimiento de soledad en la ciudadanía. La mayor parte de estas personas que “no es que vivan solas -matiza- sino que se sienten solas” son mujeres, según los estudios de 2017 del Ayuntamiento. “Los cuidados es algo que tradicionalmente ha recaído en las mujeres, pero éstas ahora se incorporan al mercado de trabajo y lo que existe es una incompatibilidad por compaginar esas funciones que tienen asignadas”, precisa.

 

Vecinos y vecinas comprometidas

 

Para paliar la situación de la soledad no deseada, desde el Ayuntamiento se han impulsado redes de apoyo dentro de los barrios, en las que son los propios vecinos quienes se convierten en “confidentes” para ayudar a identificar casos de soledad no deseada y a darles ese apoyo. “La idea es que los vecinos y las vecinas se sientan parte del barrio, que sientan que pueden participar, que tienen influencia sobre el mismo. Ese sentimiento de pertenencia a una comunidad correlaciona negativamente con el de soledad no deseada”, aduce Díaz. De momento, asegura, hay unas 50 personas que asisten periódicamente a las reuniones vecinales y, a partir de esta colaboración entre vecinos, se han constituido cuatro grupos de trabajo para poner en marcha iniciativas que ellos mismos proponen.

 

Otra solución es la comunicación, la sensibilización entre la ciudadanía. Por ello, el Foro de Empresas por Madrid dedica el 30% de sus recursos a financiar el I Foro Internacional sobre la Soledad, la Salud y los Cuidados, que se celebrará los días 21, 22 y 23 de noviembre en el espacio cultural del Ayuntamiento “CentroCentro” (Palacio de Cibeles). Por otra parte, el Foro de Empresas por Madrid ha editado una revista dedicada a las soledades urbanas y a cómo Madrid lucha contra ellas.

 

Tratamiento de los pacientes con la luz

 

Desde el ámbito de la tecnología, Juan Gómez, del Grupo Simón (miembro del Foro de Empresas por Madrid), explica que ésta también puede contribuir a mejorar las condiciones de vida de las personas que tienen movilidad reducida -como las personas mayores que apenas salen de sus casas- o las que sufren enfermedades y están internas en hospitales. Sugiere que la sustitución de la luz natural por la artificial conlleva a una falta de síntesis de melatonina, que es la hormona responsable de las horas de sueño, y esta carencia afecta al ritmo circadiano de las personas, a nuestro sistema inmune, a la función ocular y al estrés, además de favorecer sueño, entre otros efectos.

Por ello, propone el uso de unas luminarias que van cambiando de temperatura de acuerdo a lo que se programe. “Se trata de una tecnología LED que permite forzar artificialmente el ciclo natural de forma que, por la mañana, la luz que tendría la habitación será un tono más azulado, para favorecer el estado de alerta que naturalmente tenemos con la luz de la mañana, y a lo largo del día se va volviendo más anaranjada, más cálida, por lo que permite llegar al estado de sueño durante la noche”, detalla. Así, este sistema permite la recuperación artificial del ciclo de sueño y vigilia para “personas que no tengan ese aporte de luz natural,  bien porque estén o bien hospitalizadas o porque tengan movilidad reducida”, concluye Juan Gómez (Foto: ICS Comunicación/DepostiPhoto).

 

Puedes escuchar el programa completo “Compromiso Madrid” del pasado 9 de noviembre en la web de M21.