Inicio| Actualidad|Foro |Presencia de socios del Foro de Empresas por Madrid en el último día del Foro sobre la Soledad

Presencia de socios del Foro de Empresas por Madrid en el último día del Foro sobre la Soledad

La última jornada del Foro sobre la Soledad abordó programas que ya están en marcha para mitigar la soledad no deseada. Entre ellos, se presentaron los proyectos de La Caixa (a través de su Obra Social) y de Fundación Reale, ambas organizaciones del Foro de Empresas por Madrid.

 

La tercera y última jornada del ‘Foro Internacional sobre la Soledad, la Salud y los Cuidados’ comenzó con la ponencia de la profesora en la UAB e investigadora del Ayuntamiento de Barcelona, Natalia Rosetti. La también doctora en Ciencias políticas trajo a la sala el concepto de “supermanzana de los cuidados”, como una extensión del proyecto de movilidad de Salvador Rueda, pero dedicada a que el barrio y la comunidad -por medio de voluntarios, actividades conjuntas, visitas a domicilio…- cuiden entre todos de las personas que viven solas en Barcelona y pueden ser vulnerables. De esta manera, los presentes en el Foro organizado por el Ayuntamiento de Madrid, con la colaboración del Foro de las Empresas de Madrid tomaban notas de la manera en que la ciudad condal afronta este problema social que afecta a cuatro millones de personas en España.

 

En primera persona

 

Una de las mesas más esperadas del Foro es la que representa las experiencias en primera personas de haber sufrido de la soledad no deseada. Rosalía Portela, presidenta de la Red Faciam, hizo una introducción en la que destacó que el objetivo de esta mesa no solo es exponer las dificultades que han pasado estas personas representantes de diversos colectivos más vulnerables, sino potenciar los autocuidados y el empoderamiento social.

 

Como representante de las personas presas, Javier Ávila contó cómo es una paradoja que “luchemos contra la soledad cuando el sistema impone la soledad como en las celdas de castigo”. Ávila opinó que la reinserción en España está lejos de ser eficaz y que la soledad deja secuelas a la hora de salir en libertad al cumplir la condena. Por su parte, Karen Peña comentó que su situación como persona inmigrante le ha generado la sensación de soledad, incluso antes de salir de su propio país. “Situaciones en las que hay que aprender a sobrevivir entre medio de tanta soledad”, aseguró. Otra de las situaciones donde aparece la soledad, es en la salud mental. Sobre esta situación Fernando Alonso aseguró que se sintió “solo y aterrorizado” cuando fue diagnosticado pero lo importante es cómo ha superado esa situación. La mesa finalizó con la voz de la infancia -tanto de los menores extranjeros no acompañados, como otras situaciones de desamparo- gracias a un vídeo de la Dirección General de Familia e Infancia del Ayuntamiento.

 

Hay soluciones

 

Una segunda mesa aportó respuestas y proyectos que ya se han puesto sobre la mesa desde las instituciones, fundaciones y desde la comunidad. En este sentido, Daniel López, psicólogo de la Universitat Oberta de Catalunya, ofreció una mirada con el estudio Movicoma’. “En todos los modelos de vivienda colaborativa, como cohousing, tiene que haber una autogestión y un apoyo mutuo dentro del grupo”, comentó López, en referencia a las diferentes olas de estos proyectos y las diferencias con las residencias. El programa ‘Convive’, de Solidarios para el Desarrollo, consiste en la convivencia entre generaciones en el que ganan ambas partes. “No es un programa de servicios gratuito, es construir una convivencia entre mayores y estudiantes de Madrid, donde hay que crear una relación y cuidarla”, comentó Alfonso Fajardo, director de la ONG, que agradeció el apoyo del Ayuntamiento y las universidades. Por su parte, Mercedes Villegas, presentó el proyecto ‘Grandes vecinos’ de la Fundación Amigos de los Mayores. “Es un proyecto innovador que pone a los mayores en el corazón de los barrios”, comentó Villegas, que explicó que se trata de una idea importada de París.

 

La directora del Área de Pobreza y Humanización de la Salud de la Fundación La Caixa, Montserrat Buisan, explicó a los asistentes cómo dentro del programa que ayuda a personas con enfermedades avanzada e incurable había muchas personas que no contaban con apoyo final, causándoles gran dolor. “Por eso iniciamos el proyecto ‘Final de vida y soledad’ con el objetivo de aliviar la experiencia de sufrimiento con el acompañamiento de voluntarios comprometidos y especializados”, explicó Buisan, quien también destacó que han constatado que tanto los pacientes como los voluntarios han sacado experiencias positivas de este proyecto. Desde la Fundación Reale, Pilar Suárez-Inclán puso el foco en sus programas de acompañamiento a los mayores que hacen desde esta institución, sobre todo frente a la jubilación. “Vimos que nuestros compañeros, porque aunque estén ya jubilados siguen siendo compañeros, pueden sufrir la soledad en su nueva situación, ya que el trabajo es una forma de inclusión social”, aseguró Suárez, que también destacó su propia experiencia con Amigos de los Mayores. “Pasas de un día para otro de no tener tiempo para atender a la gente, a tener mucho tiempo y no tener a quién ayudar”, comenta Manuel en un video, uno de los trabajadores jubilados que explica que el mejor remedio para la soledad es planificar la jubilación y tener una vejez activa. Como moderadora, Mayte Sancho, de la Fundación Matia, resumió que “la colaboración voluntaria frente a la soledad involuntaria” es lo que mueve a todos los ponentes y, seguramente, a todos los asistentes a este Foro.

 

Poesía y movimiento

 

Una performance de Crisal Rodriguez -como parte del programa ‘Cruces de Soledades’, uno de los pilares de ‘Madrid te acompaña’- abrió las actividades de la tarde bajo el título ‘Un viaje a la poliédricas formas de la soledad en clave de poesía y movimiento’. Tras esta pausa donde el arte fue el lenguaje elegido, llegó de nuevo la palabra. La última mesa redonda de la primera edición del Foro se ocupó de la dimensión ética de este problema social, desde el punto de vista filosófico -como introdujo Emilio Martínez, catedrático de Ética y Filosofía Política en la Universidad de Murcia-, desde la perspectiva antropológica -de la que habló la antropóloga social y catedrática de la Universidad Rovira i Virgili, Dolors Comas-, la humanista (Fernando Vidal, director del Instituto Universitario de la Familia de la Universidad Pontificia de Comillas) y la perspectiva feminista, gracias a las aportaciones de María Teresa Maldonado, directora general de Promoción de la Igualdad y no Discriminación del Ayuntamiento de Madrid.

 

La clausura, como acto final de estos intensos tres días, supuso también la despedida por parte del naturalista Luis Miguel Domínguez como conductor del Foro y el agradecimiento por parte de Antonio Prieto, gerente de Madrid Salud, y Javier Barbero, delegado del Área de Salud, Seguridad y Emergencia (Texto: Laura Ruiz).