Inicio| Actualidad| Foro |Menos contaminación y más cubiertas sostenibles

Menos contaminación y más cubiertas sostenibles

Nuestro programa en la radio M21 ‘Compromiso Madrid’ dedicó su tertulia el pasado 21 de diciembre a uno de los proyectos que el Foro de Empresas por Madrid tiene en marcha: el desarrollo e instalación de cubiertas sostenibles en la ciudad, una solución para aislar mejor los edificios y combatir la contaminación y el cambio climático.

Las cubiertas sostenibles -tejados y fachadas vegetales- tienen múltiples beneficios ambientales y sociales tanto para los edificios en que se instalan, donde actúan como aislante térmico y acústico, como para el resto del entorno urbano, porque, además de ser un aporte extra de verde para la ciudad, filtran el aire, atrapan el carbono y mejoran la calidad de vida de los ciudadanos.

 

Así lo han contado en el programa del Foro de Empresas por Madrid ‘Compromiso Madrid’, de la radio municipal M21, Luis Tejero y Javier Pérez Marcos. Mientras que el segundo coordina las actividades del Foro, Luis Tejero y otros implicados del Ayuntamiento de Madrid trabajan en el proyecto “Cubiertas sostenibles”, enmarcado en el programa “Madrid+Natural”, que busca fomentar la aplicación de soluciones basadas en la naturaleza en el diseño de la capital. Este proyecto es uno más de la decena que el Foro de Empresas por Madrid tiene actualmente en marcha.

 

A día de hoy, se han contabilizado en Madrid un total de 108 cubiertas verdes y 22 fachadas vegetales, y se espera que la práctica sea cada vez más habitual, recalca Tejero, sobre todo en las sedes de las empresas, donde es más factible que se realicen este tipo de intervenciones para mejorar el comportamiento energético de los edificios.

 

Beneficios de las cubiertas verdes

 

Además de mejorar la eficiencia energética de las construcciones donde se instalan -rebajando así la factura eléctrica de los residentes o empresas que asumen ese gasto- las cubiertas verdes o fachadas vegetales presentan otros muchos beneficios para los ciudadanos. Desde el Foro de Empresas por Madrid señalan que, por ejemplo, estas soluciones resultan especialmente atractivas para aquellas personas que no tienen cerca un parque o una zona verde y tienen la oportunidad de generar un área verde en su propio edificio.

 

Las ciudades del norte de Europa, por su parte, instalan cubiertas verdes para -entre otros motivos- laminar los flujos de agua durante las tormentas intensas. Es decir, “ayudar a que el ciclo del agua sea más natural dentro de la ciudad y que cuando se produzca una tormenta fuerte ese agua no llegue de golpe a los sistemas recolectores sino que las propias cubiertas sirvan para drenarlo hacia el sistema”, precisa Tejero.

 

Los tejados o fachadas vegetales también pueden intervenir como filtro que limpia el aire urbano, así como de método natural para capturar CO2, si bien es cierto que “no estamos hablando de un bosque” -matiza- por lo que el efecto de estas soluciones, que al fin y al cabo tienen una representatividad discreta en la ciudad, será limitado.

 

Aunque es cierto que hay todavía algunas barreras económicas para el jardín vertical, cuyos costes de mantenimiento son difíciles de afrontar para una comunidad de vecinos, Tejero recuerda que hay opciones más baratas: “las más sencillas son como una suerte de alfombras vegetadas que tienen una dinámica de color interesante, pues son especies adaptadas que cuando llegan los meses de verano pierden cierto color pero que de manera natural lo recuperan en los meses de otoño”. Por otro lado, hay fachadas más complejas, como la que tiene la sede del Caixa Forum en Madrid, que precisan un nivel alto de mantenimiento y por tanto su coste también será mayor.

 

Los tejados verdes, en cambio, pueden resultar mucho más asumibles para las comunidades que, “aprovechando problemas de humedad del edificio o de sustitución de la impermeabilización de la cubierta, se plantean una cubierta verde en lugar de la impermeabilización tradicional. Entre otras cosas, la cubierta verde alarga la vida útil de esa impermeabilización”, mantiene este experto.

 

Además, Tejero comenta que con las cubiertas sostenibles “pasa como con los sistemas fotovoltaicos”, que ven reducido su coste a medida que avanza la innovación. Los avances sobre los sustratros que se utilizan, la mezcla de especies o las técnicas de riego que se emplean han llevado a que las necesidades de mantenimiento cada vez sean más bajas y a efectos colaterales como la mejora del rendimiento de las placas fotovoltaicas integradas en cubiertas verdes, aduce. Respecto al gasto hídrico, aclara que, aunque en Madrid todas las cubiertas verdes van a tener la necesidad de riego, “su consumo de agua será bajísimo si está bien diseñado y bien dosificado”.

 

Más cubiertas sostenibles en Madrid

 

En estos momentos, ya cuentan con cubiertas verdes edificios municipales como el propio Palacio de Comunicaciones en Cibeles, actual sede del Ayuntamiento; el Parque Tecnológico de Valdemingómez o el centro de mayores de la calle Pez Austral, en el barrio de La Estrella, “un edificio que tiene solamente geotermia, y está bien aislado con su jardín vertical y su cubierta verde”, detalla Tejero.

 

Para los particulares, existen ayudas de mejora de la eficiencia energética -como parte del Plan Madre de Madrid- que hasta ahora se han centrado en las zonas de especial vulnerabilidad de la ciudad, pero no se descarta que en un futuro se den ayudas para instalar cubiertas verdes, teniendo en cuenta que éstas pueden suponer un ahorro importante de energía.

 

Puedes escuchar aquí el programa completo de ‘Compromiso Madrid” en radio M21 del 21 de diciembre.