Inicio| Actualidad|Foro |Late Madrid: proyectos que salvan vidas

Late Madrid: proyectos que salvan vidas

Los incidentes de paro cardíaco en España están en aumento generalizado. Algunos factores son, según los especialistas invitados en el programa de radio del Foro de Empresas por Madrid “Compromiso Madrid” en M21 Radio, el estilo de vida cada vez más sedentario y el ligero desvío de la dieta mediterránea hacia productos ultraprocesados y bebidas azucaradas.

Estos alimentos, que a menudo se consumen por su bajo precio y la rapidez en su elaboración, derivan sin embargo en un incremento de la obesidad que aumenta el riesgo de sufrir paros cardíacos. Aunque en comunidades como Madrid, Cataluña o el País Vasco el aumento de la obesidad no es tan pronunciado, la baja probabilidad de supervivencia del paro cardíaco se sufre igualmente. De los 30.000 casos anuales que se calcula se producen en España, apenas un 10% sobrevive, muy por debajo de países como Dinamarca, con un 30% de personas que continúan viviendo tras el infarto. Sin embargo, esta cifra en España podría igualarse a la de los estados vecinos si se actuase adecuadamente durante los primeros diez minutos del paro, alegan los expertos en el programa de radio municipal.

 

Por ello, en el marco de la Semana del Corazón, la Fundación Española del Corazón (FEC) y la Fundación Philips -miembro del Foro de Empresas por Madrid-, con la colaboración de Samur Protección Civil, han puesto en marcha la iniciativa Late Madrid”, un proyecto que busca mejorar la atención temprana del paro cardíaco, en los primeros diez minutos desde la parada, para reducir el riesgo de defunción. Consiste principalmente en colocar desfibriladores móviles en los autobuses de la EMT, formar a los conductores en maniobras de reanimación caridiopulmonar (RCP) y conectando a las personas que ya manejan estas técnicas.

 

El doctor Carlos Macaya, presidente de la FEC, considera que, mientras los desfibriladores son una herramienta que “completa muy bien la resolución del paro cardíaco”, lo realmente importante es que el ciudadano de a pie conozca las maniobras de RCP, algo que en Dinamarca, por ejemplo, es un requisito para obtener el carnet de conducir, señala Macaya.

 

La idea es que, cuando una persona sufra un paro, cualquiera pueda atenderle y así ganar tiempo hasta que lleguen los servicios de emergencia. “Cada minuto de retraso en la reanimación cardiopulmonar significa un 10% menos de probabilidad de sobrevivir al paro”, apunta Macaya. Lo primero que hay que hacer, en cualquier caso, es llamar al 112 para dar la señal de alarma cuanto antes, e identificar si la ventilación es eficaz, explica por su parte la enfermera del SAMUR, Montse Marcos. “Si la respiración es agónica, hay que poner la mano sobre el pecho y dar compresiones torácicas”, precisa. Por ello, además de los equipos de cardioprotección en movimiento -que ya han sido utilizados con éxito por los ciudadanos de la capital- el programa Late Madrid incluye la formación en maniobras RCP al público general.

 

Todo ello se coordina desde Ariadna, una aplicación para móviles disponible ya en Android y sistema operativo iOS que además de geolocalizar el accidente, así como los desfibriladores fijos, estáticos, ubicados en Madrid, llama por emergencia a los voluntarios registrados en la aplicación -con previa formación en asistencia cardiopulmonar-, para que éstos acudan lo antes posible a atender a la persona afectada.

 

La iniciativa también ha recorrido otros municipios de la comunidad de Madrid a bordo del autobús Late Madrid, con el que ofrecieron información sobre salud cardiovascular y talleres de RCP en otras localidades. En este sentido, los promotores del proyecto piden la colaboración de los ayuntamientos, así como de los ministerios de educación y de interior.

 

“Necesitamos la colaboración del ministerio de educación para dar formación en todos los centros educativos y del ministerio de interior, para que las fuerzas de seguridad del estado nos ayuden a hacer que los coches de la guardia civil o de la policía nacional lleven un DEA (desfibrilador externo automático)”, detallan desde la FEC.

 

Desde Philips, su directora de marca y comunicación en la Península Ibérica, Angeles Barrios, destaca la importancia de que las técnicas de RCP se incluyan en el currículo académico de los colegios, al considerar que los niños son “un buen vector” para que a los padres les “salte la voz de alarma” sobre la necesidad de conocer cómo actuar en caso de parada cardíaca.

 

En la web de LATE MADRID encontrarás mucha más información sobre este proyecto.

 

Aquí puedes escuchar el programa de radio completo “Compromiso Madrid” que trató sobre el proyecto Late Madrid y que fue emitido el pasado viernes 28 de septiembre.