Inicio| Actualidad|En Madrid |Repsol y Acciona se suman a la movilidad sostenible con servicios de carsharing

Repsol y Acciona se suman a la movilidad sostenible con servicios de carsharing

El carsharing se posiciona como una de las alternativas en el cambio de movilidad de los madrileños, según un estudio del Ayuntamiento de Madrid. Los vehículos de WiBLE, de Repsol, y las motos eléctricas de Acciona Mobility amplían la oferta de transporte con menos impacto medioambiental en la capital.

Uno de los pilares de la movilidad sostenible en las ciudades es el transporte compartido. Los servicios de carsharing son cada vez más demandados y cumplen varios objetivos: reducir las emisiones en el centro urbano, mejorar la fluidez del tráfico en el centro de la ciudad y ampliar el espacio público para las personas. Por eso, los servicios de alquiler de vehículos que ofrecen dos de los socios del Foro de Empresas por Madrid son una apuesta de futuro para lograr una ciudad mejor.

 

coche de carsharing de Wible, de Repsol

 

 

WiBLE, los vehículos que Repsol y Kia pusieron en marcha el pasado verano, han logrado posicionarse en la ciudad de Madrid como un servicio de alquiler de coches híbridos enchufables gracias a su capacidad de circular tanto dentro como fuera de la almendra central de la ciudad. Su servicio se basa en la autonomía de los vehículos (500 en la primera fase), la facilidad de encontrar los coches (en calles y bases por el tejido urbano), aparcamientos privados, la posibilidad de evitar las restricciones al tráfico en Madrid Central y la capacidad de llegar a puntos muy frecuentados como Las Tablas o Pozuelo. Como explicaba el CEO de la compañía en su presentación, Javier Martínez, el foco está “en las personas”, analizando sus necesidades, el flujo diario de la población y las carencias de los servicios existentes de carsharing hasta el momento.

 

De cuarto a dos ruedas

 

Por su parte, Acciona apuesta por el carsharing con mil motocicletas eléctricas que los usuarios pueden alquilar para desplazarse por la ciudad. Acciona Mobility es la primera apuesta de la compañía como solución sostenible al transporte urbano. Se trata de un servicio diferenciador ya que las motos consumirán energía certificada de origen 100% renovable y tendrá una autonomía y potencia superior a los servicios actualmente existentes, llegando a alcanzar una velocidad de 80 KM/h. Además, los usuarios podrán saber cuántas emisiones de CO2 están evitando al elegir este servicio respecto a otros vehículos más contaminantes.

 

En solo dos meses, desde el lanzamiento, las más de mil motocicletas eléctricas de Acciona Mobility han respondido a una demanda real, utilizando la geolocalización y ofreciendo dos tipos de motos (más o menos potentes) para los diferentes perfiles de conductores y conductoras. Después de darse de alta en la web o en la app, los usuarios podrán usar el servicio durante 20 horas al día, en el interior de la M30 y en algunas zonas externas, que podrán extenderse al poder ser usadas fuera del perímetro con la única condición de dejarlas estacionadas al final del trayecto de nuevo dentro de la M30.

 

Fomento de la intermodalidad

 

Estos servicios de carsharing de dos miembros del Foro de Empresas por Madrid se suman al impulso que desde la ciudad de Madrid se está haciendo por lograr una movilidad cada vez más sostenible. A los más de 66.000 usuarios de BiciMad, hay que sumarles los 200.000 que se estiman de coches y motos compartidas. Según un estudio del Ayuntamiento de Madrid, los ciudadanos ven una conexión entre el cambio de movilidad -dejando cada vez más de lado el coche convencional sobre todo en la almendra central- con el logro de obtener una ciudad más limpia, más inteligente, más integrada y más igualitaria.

 

Así, Madrid se pone a la cabeza de las ciudades que ya han tomado la delantera en la movilidad sostenible urbana y quiere seguir ese camino fomentando los vehículos 100% eléctricos, con cero emisiones y ampliando el perfil de los usuarios. Actualmente, hay una mayoría de hombres que usan estos servicios, y entre el 65 y el 80% de estos son menores de 50 años.

 

Con la idea de fomentar el carsharing y otros medios de transporte no contaminantes entre todos los géneros, grupos de edad y condiciones sociales, la Empresa Municipal de Transportes (EMT) ha puesto en marcha una aplicación para integrar a todos los operadores de movilidad sostenible. La app llamada ‘MaaS Madrid’ (por las siglas en inglés de Mobility as a Service, Movilidad como Servicio), ofrece información sobre el sistema de transporte público, servicios de movilidad compartida y servicios de taxi para facilita a los usuarios la decisión de los desplazamientos mediante la combinación de modos sostenibles. Además, sus utilidades se ampliarán en 2019 permitiendo a los usuarios no solo la comparativa y planificación, si no reservar y pagar los trayectos desde la propia aplicación.