Inicio| Actualidad|En Madrid |Medio ambiente, empleo y discapacidad, ejes de los programas sociales de Bankia

Medio ambiente, empleo y discapacidad, ejes de los programas sociales de Bankia

La entidad bancaria y miembro del Foro de Empresas por Madrid aumentó su ayuda en programas sociales un 7% en 2018, destinando 21 millones de euros que favorecieron a más de 600.000 personas sólo en el último año.

Bankia presenta sus resultados y destaca uno de los puntos fuertes de su gestión: los proyectos sociales a los que apoya. Se trata de un compromiso como entidad que en los últimos cinco años ha beneficiado a más de 4.200 asociaciones y a casi dos millones y medio de personas. La acción social de la entidad financiera miembro del Foro de Empresas por Madrid creció en 2018 un 7%, ascendiendo a 21 millones de euros. Esta inversión estuvo repartida en apoyar proyectos que mejoran la vida sobre todo de los colectivos más desfavorecidos y las acciones que en su conjunto benefician a la ciudadanía.  “Es la actitud de la entidad financiera de escucha activa a la sociedad”, explicó la directora general adjunta de Comunicación y Relaciones Externas de Bankia, Amalia Blanco, en la presentación de la acción social.

 

Desarrollo local, empleo, vivienda, medio ambiente, formación y discapacidad fueron algunos de los grandes temas que se tocaron en el reparto de ayudas que benefician a 815 asociaciones con un impacto aproximado en 600.000 personas solo en el año pasado. “Escuchamos, entendemos y actuamos de una forma responsable para avanzar en la mejora de nuestro entorno creando valor social a través de la Responsabilidad Social Corporativa”, destacó Blanco, a la vez que resaltó “el compromiso de los profesionales de Bankia”.

 

Así, la estrategia de la entidad se reparte por ejes de acción que tienen como objetivo cubrir y vertebrar una ayuda directa a la sociedad en cada uno de estos campos. Desde el punto de vista del desarrollo local, Bankia tiene claro que la acción más concreta pasa por colaborar con entidades sobre el terreno. Así, amplió hasta en 11 las fundaciones con las que trabaja de forma continua y permanente, depositando en sus acciones 4,28 millones de euros. Por otro lado, el peso de las oficinas está claro, ya que Bankia impulsa 1,9 millones de euros de ayudas a través del programa ‘Red Solidaria’. Se trata de animar a los trabajadores a elegir proyectos sociales a los que destinar parte de los logrado dentro de los objetivos comerciales de cada oficina.

Otro de los grandes ejes es el empleo y la discapacidad. Bankia tiene en activo una línea de acción que fomenta la entrada en el mercado laboral de quien lo tiene más difícil, como son las mujeres víctimas de violencia machista, los mayores de 45 años o clientes de la propia entidad que se encuentren en desempleo y con necesidades especiales. En total, el año pasado se apoyaron 69 proyecto en este sentido, beneficiando de forma directa a 6.325 persona. Entre otras, esta ayuda se apoyó en el buen hacer de organizaciones como Cáritas y la Cruz Roja. Por la parte de la atención a las personas con discapacidad facilitándoles una oportunidad para lograr trabajo y la autonomía personal, la entidad miembro del Foro de Empresas por Madrid colaboró con 39 organizaciones sin ánimo de lucro que aprovecharon la aportación de Bankia (1,4 millones) para lograr que 20.800 personas de este colectivo pudieran acceder al mercado laboral o mejorar su puesto de trabajo.

Una de las necesidades básicas de las personas es la vivienda, y por eso la entidad financiera de origen madrileño se adhirió voluntariamente al Código de Buenas Prácticas en 2012 y desarrolló programas que tuvieran como objetivo facilitar un alquiler accesible para familias con dificultades económicas, además de programas de acompañamiento y búsqueda de empleo. Bankia tiene 3.194 viviendas destinadas al alquiler social a través del Fondo Social de Vivienda y de los acuerdos firmados con la Comunidad de Madrid, Castilla-La Mancha, Canarias, la Comunidad Valenciana y La Rioja.

Por último, la formación y el medio ambiente son otros de los grandes ejes en los que se ha repartido la ayuda de Bankia en este pasado ejercicio de 2018. Por un lado está el modelo de negocio que desde la entidad se promueve (incorporando la gestión ambiental en el proceso de toma de decisiones de la organización) y, por otro, el Plan de Ecoeficiencia y Cambio Climático 2017-2020. Se trata de un ambicioso reto al que se destinó en el pasado año 6,3 millones de euros en inversión medioambiental, apoyando por ejemplo con medio millón de euros el desarrollo de proyectos medioambientales en colaboración con WWF y a través de los acuerdos con diferentes fundaciones. Por su parte, el proyecto Dualiza Bankia ha impulsado la Formación Profesional Dual para hacer frente a la mejora de los datos de desempleo juvenil. Más de 4.000 jóvenes en toda la península se han beneficiado en dos años de la primera convocatoria (con 36 proyectos) y de la segunda (aumentada a 44 proyectos) para desarrollar prácticas formativas que se traducen en una real y verdadera inclusión en el mercado laboral.