Inicio| Actualidad|En Madrid |¿Cuáles son los principales riesgos globales para 2019?

¿Cuáles son los principales riesgos globales para 2019?

El Foro Económico Mundial publica su informe anual dando cuenta de los problemas a corto y largo plazo para la economía global. Este informe, presentado unos días antes del inicio de la Cumbre de Davos, reseña la importancia de empresas y administraciones públicas para afrontar los retos que amenazan la estabilidad global.

El Foro Económico Mundial señala como una de las principales diferencias entre 2019 y los años anteriores la falta de voluntad y cooperación conjunta de los agentes decisores frente a las problemáticas colectivas en su informe Riesgos Globales. Se trata de una mirada sobre lo que afecta a las economías a nivel mundial y cómo se está gestionando estas problemáticas. Certifican como los mayores riesgos los medioambientales -subida del nivel del mar, cambio climático, pérdida de biodiversidad, etc.- pero sobre todo señala como el mayor riesgo la falta de voluntad colectiva a la hora de acometerlos o incluso la incapacidad de hacerlo de forma independiente cada Estado. “Si se produjera otra crisis (económica) global, ¿se dispondría de los niveles necesarios de cooperación y apoyo?”, se preguntan los autores del documento.

 

Esta entidad supranacional prevé que en 2040 haya un déficit de inversión en infraestructura global para adaptarse al nuevo entorno y responder al cambio climático de 18.000 millones de dólares, frente a las necesidades previstas de unos 97.000 millones de dólares. “La tensión entre la globalización de la economía mundial y el creciente nacionalismo de la política a nivel internacional es un riesgo cada vez mayor”, señalan desde el informe del Foro, no solo para el reto de convertir las economías en resilientes, sino en su propio avance. De esta manera, señalan que la desaceleración económica -encabezada por grandes potencias como China- arrojan un escenario que podría empeorar la vida de las personas a nivel general. Si a esto se le añade el cada vez mayor endeudamiento – el 225% del producto interior bruto (PIB) global- y la falta de apoyo a las instituciones internacionales, el informe avisa que se acentuarán más las “fisuras” en el sistema de cooperación internacional y debilita las respuestas a nivel global.

 

El motivo de esta desunión a nivel global -tanto para los analistas que participan en el informe como para los encuestados- reside en las políticas nacionalistas, las confrontaciones entre grandes potencias, los populismos y la polarización política de las sociedades. Por otro lado, también se señala la deriva hacia la seguridad nacional, el proteccionismo nacionalista o el fortalecimiento de las políticas fronterizas como ejemplo de este cambio de actuar en política que afecta a todos el mundo. De hecho, de los diez principales riesgos que se espera que se deterioren en 2019, siete están conectados al entorno político. Otros de los problemas más señalados son cómo se usa la tecnología. De hecho, cuestiones como ciberataques, la pérdida de la intimidad y datos personales así como las ‘fake news’ (noticias falsas) son también destacados como los principales riesgos que se perciben a corto plazo.

 

Entre los preguntados sobre estas cuestiones se encuentran decisores del sector privado, público, académico y de la sociedad civil, en un intento de reflejar la variedad de opiniones que constituyen la toma de decisiones en el ámbito global. Entre los más de 1.000 encuestados en el informe Riesgos Globales, nueve de cada diez esperan que empeoren las confrontaciones económicas y políticas entre las principales potencias este año. Frente a esta perspectiva, el Foro Económico Mundial añade un apartado sobre los posibles choques futuros que se podrían encontrar bajo el nombre de ‘qué pasaría sí’.

 

Los avances en la computación cuántica, la inteligencia artificial, la manipulación del clima o los sistemas digitales monetarios (como el blockchain y sus derivados) están en el punto de mira de los analistas. Por otro lado, también señala la importancia de las emociones como un valor económico, de cara a la comercialización y a la hora de entender la tensión psicológica en todo el mundo. Si no se resuelven, estas tensiones dificultarán la capacidad del mundo para enfrentar una gama creciente de desafíos colectivos, desde la evidencia creciente de la degradación ambiental hasta las crecientes interrupciones de la Cuarta Revolución Industrial.

 

“En un contexto en el que el comercio global y el crecimiento económico están en riesgo, es muy importante renovar la arquitectura de la cooperación internacional”, insiste Børge Brende, presidente del Foro Económico Mundial.

 

Consulta el informe aquí.

 

Ver video presentación: https://youtu.be/HF1V71VqZKs